8 historias deliciosas para celebrar 200 años del Museo del Prado

El Museo del Prado cumple 200 años guardando en sus paredes y en sus depósitos la colección pictórica más fascinante del mundo. Entre obras de incalculable valor que han inspirado el devenir de la historia del arte se han sucedido curiosas historias que repasamos para honrar una efeméride tan valiosa. Acompáñanos por el museo que hace suspirar a todos los madrileños.

Un bicentenario siempre es un buen motivo para brindar. El Prado lo hace convertido en el museo número 12 de Europa en número de visitantes y compartiendo un lugar de privilegio entre las mejores pinacotecas del mundo, a la par del Louvre, el MOMA o los Museos Vaticanos. Sus más de 1000 obras expuestas y sus 8000 almacenadas en sus depósitos son historia viva del arte.

El Prado es heredero del Museo Josefino, un proyecto llevado a cabo por José Bonaparte, monarca conocido como Pepe Botella y hermano de Napoleón. Tras la expulsión de las tropas napoleónicas el edificio pretendía albergar el museo de historia natural pero finalmente Fernando VII decidió albergar allí las joyas pictóricas de la corona.

En sus primeras décadas, durante los días lluviosos cerraba sus puertas porque los suelos de la galería no se encontraban pavimentados. De acceso restringido con permiso real en un principio, la visita del genial Manet le confirió una dimensión internacional que cimentó las 8000 visitas diarias que recibe actualmente. Entre aquellos tiempos lejanos y los actuales hemos elegido estas 8 sugerentes historias que adornan la historia de nuestro museo favorito.

 

bicentenario museo del prado madridAmor prohibido entre obras maestras

Siglo XIX

Cuenta una vieja leyenda recogida en el libro El fantasma del Museo El Prado, de Freeman Soler, que un amor imposible se vivía entre las paredes del mítico museo. Una mujer adinerada y en un matrimonio sin amor puso sus ojos en un bohemio pintor sin fortuna en el siglo XIX. Su pasión había llegado a oídos del marido despechado que les puso un espía para comprobar la veracidad de los rumores. Ante tales problemas, la pareja se citó en El Prado. El pintor consiguió la llave para acceder al museo gracias a una buena amistad que trabajaba en mantenimiento.

La intención era pintarla para al menos conservar su belleza para siempre ante la imposibilidad de verse de nuevo. La mujer posó desnuda durante horas y la noche iba haciendo su embrujo en la pintura. Justo en el último trazo un disparo quebrantó el silencio del museo. El desdichado pintor cayó muerto y nadie supo nada más de la historia hasta que ciertos vigilantes se encontraban con un alma en pena. Se trataba de un pintor enamorado que regresaba cada noche a ese lugar donde pintó por última vez a su amada.

 

bicentenario museo del prado madridFake News con Alma

25 de noviembre de 1891

No siempre el museo ha tenido el aspecto deslumbrante que luce hoy en día. En 1891, su estado era casi deplorable. Los empleados del museo dormían en las salas. En un estado de abandono, sobrevivían por el empeño de muchos madrileños unos cuadros ajenos a la situación que les rodeaba. El 25 de noviembre de 1891, Mariano de Cavia publicó en El Imparcial el incendio de la pinacoteca. La noticia creó un gran revuelo y logró magistralmente lo que pretendía: Llamar la atención sobre el estado del museo. Fue una fake news con conciencia. La genialidad del periodista sigue siendo una de las historias más deliciosas de estos doscientos años de El Prado.

 

bicentenario museo del prado madridLa llegada al mundo de un humorista inmortal

7 de mayo de 1922

Tony Leblanc contaba una deliciosa historia que relacionaba su nacimiento con el museo. Un 7 de mayo de 1922, la madre del artista acudía a ver a su enamorado marido como cada noche. El padre de Tony era vigilante nocturno del museo. Aquella visita no sería como las habituales. Su mujer se puso de parto y en plena sala de los tapices de Goya dio luz a un varón que se convertiría en uno de los cómicos más queridos. Años después, la historia se popularizó en labios del propio Tony, aunque amigos cercanos del humorista, como Nati Mistral, negaban la leyenda situando su llegada al mundo en su casa familiar, muy próxima al museo.

 

bicentenario museo del prado madridDirector de El Prado y Genio Universal

1936-1939

El pintor más importante del siglo XX, Pablo Picasso, fue nombrado por el presidente de la República, Manuel Azaña, como director del museo en tiempos oscuros. Desde 1936 a 1939 ejerció un cargo más simbólico que real, ya que el artista malagueño se encontraba en su exilio parisino durante la Guerra Civil. Su vínculo con el museo madrileño se remonta a 1936 cuando se quedó prendado de la obra de Velázquez en su primera visita. Posteriormente, en 1981, la vinculación entre ambos se vio refrendada estableciéndose como la primera sede del Guernica, en su regreso a España tras la muerte del dictador Franco.

 

bicentenario museo del prado madridA Salvo de la Legión Cóndor

Julio de 1936

En julio de 1936 Madrid vivía bajo el fuego de la Legión Cóndor de Hitler. Los aviones alemanes no distinguían entre espacios militares, civiles o lugares de especial protección. Las fuerzas republicanas de la ciudad situaron una señal en el techo de la institución para evitar su bombardeo. Aún así, la Junta de incautación y Protección de Patrimonio ideó el mayor traslado de obras de arte de la historia. El poeta Rafael Alberti inventarió, seleccionó y organizó el traslado que pretendía salvaguardar las obras del museo. El poeta tuvo una labor fundamental. Cientos de camiones trasladaron los cuadros a Valencia, donde residía el gobierno republicano desde el comienzo del asedio fascista a Madrid. Una historia de amor por el arte en tiempos oscuros que no debe ser olvidaba. A esas valerosas personas que participaron en este traslado le debemos una de las colecciones más legendarias del mundo.

 

bicentenario museo del prado madridUn Ladrón en la Cornisa

1961

Otras personas han pasado a la historia del Museo del Prado con funestas intenciones. En 1961, El Prado se encontraba en obras. Tal circunstancia fue aprovechada por un ladrón sin escrúpulos para colarse. Su intención era pedir un millonario rescate por alguna de las obras que lograra sustraer. Sus sueños de grandeza se estrellaron contra el suelo de la galería principal al precipitarse desde la cornisa del tejado por el que había irrumpido.

En su cuerpo se encontraba una nota con instrucciones para abonar el rescate por el cuadro. No fue el único intento de robo de la historia del museo. Se han registrado cinco robos, todos ellos entre 1861 y 1905. Los botines iban desde un Murillo a estatuillas de bronce romanas.

Ninguno tan espectacular como el robo de diversas piezas de joyería del llamado Tesoro del Delfín, perteneciente a Luis de Francia. El robo produjo la desaparición o destrucción de decenas de estas piezas orfebres únicas. Tras meses de investigación los responsables fueron condenados en 1918.

 

bicentenario museo del prado madridUn Tesoro Olvidado

2012

Los depósitos del Museo del Prado se encuentran repletos de obras maestras que nunca ven la luz. Entre sus 8000 piezas, a veces se encuentran algunas únicas e inesperadas. En 2012, se creó un gran revuelo cuando se descubrió una copia de La Gioconda, cuya autoría podría pertenecer al estudio de Leonardo. El museo aprovechó la oportunidad de exponerla y aún hoy es uno de los cuadros más demandados por los visitantes y sus cuentas de Instagram.

 

bicentenario museo del prado madridCrowdfunding: Una nueva era

2018

A finales de 2018, finalizaba con éxito la compra más especial de la historia del museo. Retrato de Niña con Paloma, de Simon Vouet pasaba a la colección de El Prado tras un desembolso de doscientos mil euros. Lo que hace diferente esta compra es que supone un cambio de paradigma. Después de ser un museo sufragado por la corona o el Estado, las nuevas tecnologías han irrumpido en El Prado. Una campaña de crowdfunding en la que los admiradores del museo podían donar hasta 5 euros fue abierta para hacerse cargo de esta inversión. Una nueva e ingeniosa manera de seguir creciendo.

A lo largo de 200 años se han producido infinidad de historias y anécdotas en este sagrado templo artístico. Todos tenemos un recuerdo que atesorar. ¿Cuál es la tuya? Escribe tu propia historia visitando El Prado en su 200 aniversario.

Be first to comment

Leave a Reply