10 hoteles en Madrid donde comer de lujo

hoteles en madrid

Hay un prejuicio que debemos quitarnos de un plumazo ya mismo, y es ese que dice que en los hoteles no se come bien. Y es que es verdad que por costumbre se ha tenido al percepción de que los restaurantes de los hoteles tienen cierta caspa y sirven solo de salvavidas a los hospedados que hacen pereza a la hora de salir a comer por ahí. Pues esto se acabó, hemos descubierto 10 hoteles en Madrid donde comer de lujo que desde ya mismo son el nuevo place to be de la capital por los muchos añadidos que tienen a su buena cocina (las vistas, la coctelería, chefs de renombre en los fogones, espacios de excepción…). Y para que te lances a la piscina sin pudor, los hemos clasificado según su personalidad para que encuentres el tuyo.

 

hoteles en madridGlass Mar, el sureño que huele a vacaciones

En Madrid no tenemos playa pero tenemos al Chef del Mar, Ángel León, para ponernos las botas con buen pescado elaborado con el cuidado y la vanguardia siempre asentada en la tradición de este chef galardonado con varias estrellas Michelin y soles Repsol. Su restaurante Glass Mar, en el Hotel Urban, fondea las aguas gaditanas que vieron nacer su cocina, en busca de la excelencia del producto y de los platos. Los destellos de Aponiente (su tres estrellas Michelin en el puerto de Santa María) son evidentes y agradecidos por el público que puede probarlos sin moverse de Madrid y en formato tapeo informal.

Imprescindibles: la sardina ahumada, el Arroz cremoso de plancton y cualquier plato de atún.

 

hoteles en madridDos Cielos, el clásico actualizado

Los Hermanos Torres se han ganado a pulso un hueco en nuestra televisión y en nuestro paladar. Sobre todo desde que abrieron la sucursal de su exitoso restaurante barcelonés Dos Cielos en el hotel Gran Meliá Palacio de los Duques. Bajo el mismo nombre elaboran una cocina tradicional, de temporada, sencilla en apariencia pero cuidada en los fogones y con sabores reconocibles para el público madrileño, platos muchas veces sacados del recetario familiar que actualizan para ganar en sabor y excelencia. El espacio, con predominio del gusto industrial, es moderno y a la vez acogedor, dispuesto para compartir un rato agradable con cualquiera que disfrute de la cocina de tintes clásicos (que no carente de sorpresa) hecha con cariño y buen producto.

Imprescindibles: los Guisantes lágrima con panceta ibérica,  el Arroz de pescados, salicornia, pulpo seco y caviar de coliflor y el Canelón de la abuela Catalina.

 

hoteles en madridEl Jardín de Orfila, el romántico con estrella

Un elegante palacete de la Belle Époque de una familia bien de la capital es desde hace ya casi 20 años el Hotel Orfila. Con este contexto sobre la mesa, imagina la opulencia, lo maravilloso de su construcción, los jardines que alberga como un oasis aristocrático en el corazón de Madrid. Ahora imagina también a Mario Sandoval en sus cocinas, pues el dos Estrellas Michelín ha ideado una propuesta gastronómica que sigue la estela de Coque, con el sello Sandoval y la alta cocina como bandera. Prueba uno de sus dos menús degustación o el brunch (también ideado por Mario) del fin de semana entre su frondosa vegetación y escuchando la fuente del jardín. Sin duda, un reducto de romanticismo y buena gastronomía.

Imprescindibles: el tartar de bogavante, el pichón, la parpatana de atún… Lo cierto es que en la cocina de Sandoval no hay fallos y que uno debe acogerse a lo que el menú degustación le depare.

 

hoteles en madridSomos Garra, el trendy

Con unas vistas de impresión a Plaza de España y una cocina dual, que evoluciona del día a la noche, Somos se postula como uno de los place to be de la capital. Ubicado en el novedoso hotel Barceló Torre de Madrid, este restaurante sorprende y no solo por esas espectaculares vistas (insistimos en ellas, no hay otras iguales) sino por haber ideado un concepto de restaurante que cambia igual que Madrid, pues la ciudad no es la misma de día que de noche, y la cocina de Somos, tampoco. Por ejemplo, por el día se pueden compartir unos callos madrileños, platos de cuchara, un carpaccio templado de manitas y navajas marinadas, una paletilla de cordero con puré de pera asada… Por la noche, la propuesta se vuelve algo más ligera y más sofisticada, toman protagonismo el aguachile de vieira, las cocochas de bacalao con curry, la oreja de cochinillo con pulpo y crema de piñones, el bulgogi con ensalada picante… Una propuesta mediterránea y creativa obra del chef Juan Rioja en un espacio diseñado con el gusto exquisito de Jaime Hayón. Además, cuenta con Garra, una barra de coctelería que haría las delicias del mismo Don Draper si además del gusto por esa decoración tuviera el paladar de los más exigentes amantes cocteleros.

Imprescindibles: la alcachofa rellena de txangurro con caldo de marisco y cualquiera de los pescados.

 

hoteles en madridArado, el tradicional

No nos cansamos de oírlo, sobre todo de boca de grandes chefs: la tradición es la base de todo. Y Arado hace alarde de ello porque a partir de un recetario tradicional inspirado en el de la marquesa de Parabere (una señora vasca que pasó de no saber cocinar a ser uno nombres más reconocidos de la gastronomía española) elabora toda una carta que, aunque reconocible, sorprende en el plato por la exquisita materia prima de la que se sirve y por una atención y un mimo en los platos singular. Este restaurante está en la planta baja del hotel Meliá Serrano y bien merece una visita pues es de esos pocos sitios donde uno acierta a la hora de llevar a cualquiera que disfrute del buen comer. Además es de lo más acogedor, pues se trata de un espacio de diseño pero que hace sentirse en casa con detalles como la despensa vista y la vegetación, y  cuya amplitud invita a sentarse cómodamente y no olvidar la sobremesa.

Imprescindibles: las patatas revolconas con torreznos y yemas trufadas de huevos camperos; las alchachofas confitadas en su jugo (solo en temporada) y la carrillera de ternera con puré de calabaza, cebollitas glaseadas y perlas de yogur de romero.

 

hoteles en madridHielo y Carbón, el moderno

Parece que lo de los restaurantes con vistas está de moda. Por eso somos más quisquillosos, si cabe, a la hora de seleccionarlos, pues no todo es el entorno, aquí se viene a comer y en Hielo y Carbón se cumple la intención. Este restaurante juega a esa dualidad, la comida en crudo y las brasas, para elaborar una carta de lo más sugerente con platos reconocibles al primer vistazo pero sorprendentes a medida que se avanza en su lectura y su degustación, pues partend e la tradición española para avanzar, tocar y sumergirse en la peruana. Presentados de forma tan impecable como el espacio que los alberga, rompedor y jugando en su decoración con los mismos extremos que su carta. Ya tienes más de una excusa para pasarte por el hotel Hyatt Centric Gran Vía, y es que a su cocina se suman las vistas del centro de Madrid y su brunch, ya un imprescindible para los poco amigos del despertador en fin de semana.

Imprescindibles: el tartar de atún Nikkei acevichado con toques asiáticos, pepino holandés y daikon, las carrilleras sobre parmentier de patata con aire de vino tinto, y el postre de chocolate con churros.

 

hoteles en madridDomo, el de altos vuelos

El restaurante del NH Collection Eurobuilding guarda dos ases en la manga: Paco Roncero y Diego Cabrera. Dos ilustres, cada uno en su campo, que asesoran la cocina (el primero) y la coctelería (el segundo) del restaurante Domo. Paco se encarga de idear una carta que se hace realidad en cocinas con el chef ejecutivo del restaurante, Luis Bartolomé. Tapas, guisos, carnes y pescados de calidad con ciertos tintes internacionales y con las técnicas y la presentación de la alta cocina. Por su parte, Diego Cabrera hace alarde de esa maestría con la coctelera ideando recetas creativas y de lo más originales. Puedes disfrutarlas en cualquiera de los dos conceptos que alberga el hotel: DOMO by Roncero & Cabrera en NH Collection Eurobuilding y DOMO Lounge & Terrace by Cabrera. Ah, y tienen menú, opciones veganas, ecológicas y brunch.

Imprescindibles: el Arroz meloso de huerta con alcachofas y caldo de cangrejos de concha blanda, la Merluza al vapor con pil-pil de colmenillas y cocotxas y cualquiera de los entrantes para compartir, desde la ensaladilla al Salmón “Domo” curado y ahumado en casa con vinagreta de huevo.

 

hoteles en madrid7 Craft Bar, el hipster con fundamento

Hasta ahora, el lobby de un hotel solo era lugar de encuentro para viajeros y trabajadores con maletín y negocios entre manos. Como decía, hasta ahora. Porque el hotel 7 Islas ha convertido el suyo en un lugar de encuentro de los amantes del buen comer, hospedados o no, de aquí y de allá, por negocios y por placer. Para más inri, el sitio en cuestión se encuentra en Malasaña, así que tenía que ofrecer algo más, y eso se ha traducido en poner a Narciso Bermejo a los mandos de la coctelería, uno de los nombres que más suena en el panorama actual por haber ideado conceptos tan molones como Macera. La cocina, igual de fresca y de diferente. Internacional, con el punto creativo de Xavier Guitart, un joven cocinero que ya ha pasado por DiverXO y Kabuki y que imprime novedad a la carta. Pero que nadie se asuste, que este sitio es de lo más informal, como manda Malasaña.

Imprescindibles: el Taco de ropa vieja de ternera de la sierra o el Sándwich ahumado de roast beef con encurtido lombarda y salsa holandesa en pan de maíz. Todo es casero, encurtidos incluidos.

 

hoteles en madridThe Captain, el selecto

En pleno Serrano se encuentra el hotel Icon Wipton y en lo que a gastronomía se refiere ha sabido diferenciarse y adaptarse al medio como nadie. Y es que en una de las zonas más exclusivas de la capital no valía con servir buena comida, había que idear un concepto diferente, y es el de all access club. Vamos, un club que se viste de exclusivo pero que está abierto para todo el que quiera entrar y sentarse a probar la cocina. Su carta es como el sitio mismo, rocambolesca en apariencia, divertida en plato y de calidad en esencia.

Imprescindibles: el Paté a la maison de conejo escabechado con zanahorias encurtidas y pan tostado, la Sardina ahumada con daikon encurtido y chutney de remolacha y mango y el sándwich de pierna de cordero asada con salsa de cebolletas al carbón y tomate asado.

 

hoteles en madridBLoved, el complaciente

Lo del ‘complaciente’ lo decimos porque este restaurante se presenta como un concepto abierto para cualquier plan y cualquier público, desde una comida familiar, a una de trabajo entre semana con su menú del día,  una cena íntima o un afterwork de altura con champán y ostras incluidas. BLoved se asienta en el hotel Catalonia Gran Vía, para que desconectes y te dejes querer en pleno centro de Madrid.

Imprescindibles: el Rabo de toro deshuesado, cualquiera de los platos de ternera de la sierra de Guadarrama y los arroces.

Be first to comment

Leave a Reply