El buen café tiene nombre: Cafelito Madrid en Lavapiés

cafeterías con encanto madrid

El tiempo se detiene, sí, lo hemos descubierto en el corazón de Lavapiés. Para ser exactos en la calle Sombrerete, 20 en Cafelito, un auténtico templo en el que se puede degustar un buen café en Madrid, si no el mejor. Hoy comparto contigo mi experiencia en Cafelito, el mejor café en Lavapiés.

cafelito-cafe-en-lavapies-madrid-2Tarde de domingo, pleno mes de enero, momento ideal para tomar un buen café, pero no cualquiera. La fachada histórica perfectamente conservada de Cafelito nos anticipa algo muy importante, el cuidado por los detalles y que se trata de un lugar único, por eso no hemos tardado en entrar.

Una vez dentro, todos los matices de Cafelito afloran de golpe, primero por una estética simple pero cuidada, una decoración y mobiliario singulares. También mucha energía, de los amantes del café y también de Julio y Santiago, sus propietarios y anfitriones. Algo bueno estaba por pasar.

Ya en la mesa, el trato insuperable, Santiago se ha sentado a nuestro lado brindándonos una atención casi personalizada. El reto: tres perfiles completamente distintos y deseosos de buen café. Sus sugerencias fueron más que acertadas, un clásico Capuccino, un Café Toño y un Campesino.

Del Capuccino, a priori el más ‘común’ y sencillo, estaba en su punto, proporciones de café/leche/espuma que rozan la perfección, una taza de buen tamaño para degustar todo su sabor y aromas. Pero un detalle clave, la temperatura correcta para disfrutarlo al máximo desde el primer instante.

El Toño es toda una experiencia, un café denso, con múltiples aromas que te atrapan y una cremosidad que hacen que sus delicados sabores se perpetúen por un rato. Lo sirven bien acompañado, con tras galletas María, una merienda en sí misma. Si eres goloso, el Café Toño es una gran decisión.

cafelito-cafe-en-lavapies-madrid-3El Campesino fue algo especial. Habiendo probado este café en Colombia lo tenía claro, quería saborear el de Cafelito en Madrid. Es un café solo, más largo de lo común, pero sin perder cuerpo, servido en taza de peltre con una rama de canela a modo de removedor y para endulzar -como debe ser- unos trozos de panela.

Un detalle, una pequeña jarra de leche para los que quieran suavizar este intenso café. Yo prefiero tomarlo solo y así dejarme seducir por la caña de azúcar, la canela y el zumo del excelente grano de café que muelen en Cafelito, unas condiciones excepcionales, no hay duda.

Un gran descubrimiento. Un templo para los amantes del buen café en Madrid, cálido, reconfortante, tranquilo. Cafelito es un lugar que hay que sentir, para vivir el ritual del café. Su espacio, la atención, la calidad de la materia prima y la pasión que ponen al preparar cada café harán que desees que el tiempo se detenga más a menudo.

Bonus track

No puedo olvidar comentaros que en Cafelito disponen de varios tipos de leche para acompañar tu café: Soja, ecológica, etc. Además, ofrecen tartas y postres muy interesantes, nosotros hemos probado la tarta de queso, muy buena.

Por último, los amigos de cuatro patas también podrán disfrutar junto a nosotros, ya que es un local 100% dog friendly, algo que se agradece y es otro de los muchos motivos para volver muy pronto a Cafelito Madrid en Lavapiés.

Más señas de identidad:

Dirección: Calle Sombrerete, 20

Web: http://cafelito.es/

Facebook, Twitter, Instagram 

2 Comments

  • Reply February 9, 2015

    Andrea

    Que buena reseña!

    • Reply February 11, 2015

      Patsy Montiel

      Muchas gracias, nos alegra que te guste!

Leave a Reply

Leave a Reply