MEMORABILIA | 15 conciertos memorables vividos en Madrid

conciertos memorables madrid

Por las calles de Madrid han paseado iconos que han convertido sus obras en parte de nuestros recuerdos. Muchos de sus conciertos inolvidables se aprovechan del halo irresistible de la primera vez, otros se perfuman con la pasión del reencuentro o se disfrazan con el uniforme de una generación. Para nuestra fortuna, la música nos devuelve a otros tiempos, un viaje a través de estos 15 conciertos memorables de Madrid. ¿En cuál querrías haber estado tú?

conciertos memorables madridLa invasión yé-yé

The Beatles – 2 de julio de 1965 – Las Ventas – 75-450 pesetas

A mediados de los 60, España contrastaba con la explosión cultural que encarnaban en todo el mundo cuatro melenudos de Liverpool. Un evento que logró globalizar Madrid. El directo se fraguó gracias a un encuentro entre el manager de Raphael, Francisco Bermúdez, y Brian Epstein en la feria de Sevilla. La intercesión del director de la revista musical Fonorama fue fundamental para que el gobierno franquista cediera y permitiera la celebración de tres conciertos para la historia. El de Las Ventas fue silenciado por el NO-DO, que a pesar de cubrirlo, enfatizó en los problemas de seguridad, la desmesurada presencia policial y en el aforo de 12000 espectadores más que en un acontecimiento que se inició con unas palabras de Torrebruno y Twist and Sout y terminó sin bises con Long Tall Sally. Un antes y un después en los conciertos de la capital.

conciertos memorables madridDarse un homenaje

Lola Flores – Caripén – 1972 – Evento privado

En los años 70, Lola Flores era ya una estrella internacional. Un periodista dejó escrito sobre su visita a NYC la célebre frase: No canta ni baila, pero no se la pierdan. Afianzada en su carrera y en su matrimonio, se lanzó al mundo empresarial con la gestión de un tablao de gran recuerdo en Madrid. Caripén era un local cercano a la Plaza de Oriente en el que pasaban sus mejores noches los intelectuales, artistas y adinerados de la ciudad. En 1972, el tablao reunió a lo más granado de la escena flamenca para rendir homenaje a su dueña, que también se dejó ver sobre las tablas. Su arte cautivó a los afortunados VIP que disfrutaron de una noche única. Además, contemplaron la irrupción de dos gitanas de Carabanchel llamadas Las Grecas, que salieron del evento con un contrato con Caripén de 3500 pesetas por show (una fortuna) y otro con el sello CBS.

conciertos memorables madridEl albor de La Movida

Homenaje a Canito – Varios Artistas – Escuela de Caminos – 9 de febrero de 1980 – Entrada libre

A veces la historia se forma con acontecimientos inesperados que se enlazan como si de una novela de Paul Auster se tratase. Durante la Nochevieja de 1979 Canito quería celebrar la entrada en una nueva década llena de ilusiones, cambios y dificultades. Quizás pensando en el futuro le llegó la muerte en forma de atropello. Canito era el batería de Tos, germen de Los Secretos. Su muerte dejó una profunda cicatriz en los hermanos Urquijo. En el velatorio decidieron junto con Javier Teixidor rendirle un homenaje. Por aquel entonces ya pululaba por la Sala Sol y Malasaña la Nueva Ola. Paralelamente, en la Escuela de Ingenieros de Caminos se realizaba una importante labor dando difusión de estas tendencias. Este centro no dudó en acoger el homenaje en el participarían Alaska y los Pegamoides, Mermelada, Tos, Nacha Pop, Mario Tena o Los Solitarios. El programa de TVE, Popgrama, retransmitió el concierto. La repercusión no se hizo esperar y tras los últimos acordes la centralita se llenó de quejas sobre la baja calidad de las bandas. No importaba, la semilla estaba plantada siendo considerado desde entonces el concierto fundacional de La Movida.

conciertos memorables madridRebelión en Usera

Lou Reed – 20 de junio de 1980 – Estadio del Moscardó – 700 pesetas

Pocos conciertos han adquirido con los años un carácter tan mitológico como el de Lou Reed en Usera. Cinco mil personas tuvieron el privilegio de estar presentes pero parecen ser millones. Toda una generación afirma haber estado allí. Aquel día todas las adversidades se unieron para alumbrar un concierto de leyenda. Para empezar, hora y media de retraso justificada por un monumental atasco debido a una huelga de transportistas. Una vez sobre el escenario, el icono de Warhol se presentó ante un rabioso público. Lo que pasó después varía según quien lo cuente. La velada se abrió con Walking on the wild side; según muchos, la única canción del concierto. El País habla de 20 minutos de show. Alguien del público arrojó un bote o quizás una moneda. Hay quien dice que una papela de jaco. Lou Reed malhumorado decidió irse del concierto y así comienza la llamada Rebelión del Mosca. Una turba se abalanzó sobre el escenario sin poder ser controlada por los gorilas de la organización. La gente aprovechó para rapiñar con todo el equipo de Lou creando un caos de dimensiones épicas. La promotora tuvo que cancelar el directo de Bob Marley programado en el mismo lugar unos días después. Sin embargo, los instrumentos robados a Lou Reed fueron el germen de muchas bandas del barrio.

conciertos memorables madridSueños de libertad

Rolling Stones – Vicente Calderón – 7 de julio de 1982 – 1500 pesetas

España respiraba la esperanza de la libertad. En el año de la apertura internacional del país y en plena efervescencia del Mundial de Fútbol, un acontecimiento señalaba un futuro mejor. Los Rolling Stones debutaban en Madrid con un directo legendario. Lo hubiera sido de todos modos pero lo que pasó aquella noche de San Fermín ha quedado registrado en la historia de la ciudad. En un Calderón lleno y rendido a sus Satánicas Majestades, con la presencia en las gradas de Felipe González, más de 60000 madrileños entraron en el siglo XX de golpe. Poco antes de comenzar el directo, el cielo de la ciudad se abrió y descargó su furia mediante un diluvio amenizado con truenos. Los organizadores se vieron tentados de suspender pero Jagger sonrió y dijo que aquello era una señal. Los globos que decoraban la gira del Tattoo you se dejaron llevar por el vendaval y comenzaron a dispersarse por el estadio como si de una visión lisérgica se tratase. De repente, irrumpieron los Stones con chubasquero y con Under My Thumb calando las almas de los asistentes. El directo se convirtió en una hermandad de gente dispuesta a olvidar y divertirse. Los globos de colores escenificaron aquella España colorista rendida a Honky Tonk Woman, Start Me Up o Jumpin Jack Flash. Nunca nada ha sido igual.

conciertos memorables madridMovida en vena

Almodóvar & McNamara – 7 de enero de 1983 – Rock-Ola – Unas 700 pesetas

En los primeros 80 Pedro Almodóvar y Fabio MacNamara eran el símbolo del Madrid más irreverente. En torno al Fabrik malasañero de Costus fueron integrando un universo único. En 1982, se lanzaban al glam más castizo hablando de drogas y homosexualidad en su disco Cómo está el servicio… de señoras. El humor de sus letras eclipsaban sus deficiencias musicales y dieron sentido a Laberinto de Pasiones, film espejo de La Movida. Rock-Ola programó un directo junto a la ya exitosa Alaska y su banda Los Pegamoides. La sala se llenó de curiosos de todas las extracciones sociales ávidos de liberación. El show de travestismo, humor y acidez era el símbolo de un profundo cambio gestado en apenas unos años antes del concierto y perpetuado durante los siguientes. Aún hoy cuando volvemos a ver en Youtube Gran Ganga, Quiero Ser Mamá, Suck it to me o La Coca, impacta uno de los directos más míticos de la sala más legendaria de la ciudad.

conciertos memorables madridMás botellas, ¡Es la guerra!

Deep Purple – 17 de julio de 1985 – Estadio del Rayo Vallecano – 2000 pesetas

Era el momento culmen del rock duro en Madrid, el acontecimiento del año 1985. Pero algo salió mal. Suponía la reunión de la banda primigenia después de muchos años. El inicio se retrasó casi una hora y la gente castigó la tardanza arrojando botes de cerveza sobre el escenario. Era una premonición. Hay quien dice que el sonido fue desastroso, mientras los periodistas ensalzaron la actuación de casi dos horas de los Purple con sus temas clásicos y guiños como la Malagueña de Albéniz. Lo cierto es que en el momento álgido del directo, a punto de sonar el ansiado riff de Smoke on the Water, Ritchie Blackmore se da el piro y deja al teclista Jon Lord con el marrón de interpretarlo al teclado. La ira contenida del público estalló y una lluvia de botes anegó el escenario. La peor parte se la llevó el propio Blackmore al recibir un botellazo. Aún hoy nadie sabe por qué se fue ni si es del todo cierta la historia del botellazo. Quizás por ello nadie olvidará este concierto en Vallecas.

conciertos memorables madridLa noche que Vallecas fue Wembley

Queen – 3 de agosto de 1986 – Estadio del Rayo Vallecano – 2400 pesetas

Imposible no sucumbir a la magia de Queen en el año del considerado mejor concierto de la historia, el mítico directo de Wembley, celebrado ese mismo verano. Por eso, entre 25 y 45000 personas poblaron de sueños el viejo estadio de Vallecas. Ante ellos emergía ese escenario gigantesco y barroco que conmocionó al público de los 80. Pero no era nada comparado con la conexión trifásica que logró la banda británica en este intenso concierto. Siempre reservaban sus himnos We will rock you y We are the champions para interpretarlas al final del setlist. Fueron compuestas para remover las entrañas de estadios como el del Rayo Vallecano. Aquel repertorio creaba una comunión mágica, que se fue con el último aliento vital de Freddy Mercury. Al menos parte de su voz sigue retumbando en los amantes de su música.

conciertos memorables madridUna previa de cañas

David Bowie – 23 de marzo de 1987 – Estadio Vicente Calderón – 3000 pesetas

Pocas veces un concierto es más recordado por su previa que por el propio espectáculo. En este caso se debe a la reciente viralización de un vídeo de la MTV en el que Bowie y Peter Frampton se daban un paseo por el Barrio de Las Letras de 1987 buscando donde tomar una caña. Un documento de inigualable valor iconoclasta que nos recuerda este concierto. Dentro del Calderón se presentaba horas después el show de Glass Spider Tour, en el que El Duque Blanco descendía de una araña de 18 metros. El talento musical de Bowie había decrecido durante aquellos años. Presentó un repertorio menor que no fue capaz de eclipsar los devaneos de la guitarra de Peter Frampton. Pocos acólitos del artista británico quedaron satisfechos de haber sido bendecidos con presenciar en directo los escasos hits que tocó aquella noche: Let’s Dance, Fame o Heroes.

conciertos memorables madridEl concierto de las masas

U2 – 15 de julio de 1987 – Estadio Santiago Bernabeu – 1500 pesetas

La primera visita de U2 a Madrid desbordó las previsiones del promotor más optimista. Más de 110.000 personas asistieron a este multitudinario show, que supuso un récord de asistencia en España anticipando los grandes conciertos de estadio por venir. La gira The Joshua Tree Tour supuso el apogeo de la banda de Bono. Venían de organizar el Live Aid y su fama de buenos directos comprometidos aún les otorgaba el cartel de banda controvertida. Acompañaban a U2 los Pretenders y UB40. Era tal la expectativa que muchos madrileños se colaron a empujones o con entradas falsas hasta colapsar el estadio. Con las actuales medidas de seguridad es probable que se hubiese suspendido. El problema mayor era que la gente comenzó a hacer avalanchas para entrar a las dos de la tarde. Tanta aglomeración de gente necesitó ser regada con mangueras debido al calor. Nada importaba, todos querían ver a Bono escalando por el imponente escenario hacia las alturas físicas y hacia las del Olimpo del rock.

conciertos memorables madridEl ocaso de un Dios

James Brown – 14 de octubre de 1988 – Plató Discoteca Jácara – 2300 pesetas

Hay algunos conciertos que quedan inmortalizados por ser la narración de la caída de un rey. James Brown llegaba a Madrid en un mal momento. Venía de protagonizar una persecución policial por la que terminaría preso meses después. En ese momento tenía 55 años y su carrera se encontraba en decadencia. En la Jácara dejó para el recuerdo una actuación tan cutre que aún se recuerda. Media hora después de una larga improvisación de su banda, salió al escenario para hacer algún paso de baile o jugar con el micro. Su voz no aparecía por ninguna parte. En hora y media apenas entonó cuatro canciones. En la última parte de su actuación se dedicó a bailar con el público. Por si fuera poco, dejó una imagen para el recuerdo debido a su significación de ídolo caído. El gran James Brown tropezaba en medio de uno de sus inigualables bailes, aquellos que temía Jagger o que imitaban a su manera Michael Jackson o Prince. A pesar de ser un nefasto concierto siempre será uno de los más queridos por los nostálgicos de Madrid. Curioso el embrujo de James Brown.

conciertos memorables madridDe copas por Malasaña con Prince

Prince – 23 de julio de 1990 – Estadio Vicente Calderón – 3000 pesetas

Al genio de Minneapolis le sentaba bien España. Tardó tiempo en descubrirlo. Hubo un intento en 1989 pero finalmente no pudo ser hasta ese 23 de julio de 1990 cuando Prince se perdió por la noche de Madrid. Su directo, con Ketama de teloneros, cautivó al público con un recital íntimo regalando a sus seguidores 1999, When Doves Cry, Nothing Compares to you, Purple Rain o Kiss. Se trataba del Nude Tour, aún en la cima de su carrera. La brillante puesta en escena digna de un rey del pop y su talento interpretativo se metió a la ciudad en el bolsillo desde el primer momento. Inolvidable pero menos que la madrugada malasañera que se pegó el artista. El ABC le pilló en La Vía Láctea disfrutando de la nostalgia de La Movida. Hay quien afirma que amaneció en el Pachá de la época. Toda una ruta nocturna con Prince de embajador del estilo.

conciertos memorables madridEn el último trago nos vamos a la Caracol

Chavela Vargas – 1 de mayo de 1993 – Sala Caracol – 1500 pesetas

Hablar de Chavela es hablar de pura pasión por beberse la vida en sorbos de tequila. Lo transmitía en sus icónicos conciertos. En el 93, llevaba 20 años sin venir a Madrid tras pasar 15 recluida en casa, llena de tristeza por la muerte de su amigo José Alfredo, cantante como ella. Un representante del sector editorial la encontró borracha en un bar de México y le propuso un concierto en España. Ella aceptó a regañadientes y el evento se convirtió en un encuentro intergeneracional a nivel mundial. Su directo impresionó profundamente a todos los asistentes pero a uno en concreto le llegó al alma. Se trataba de Pedro Almodóvar, una de las decenas de celebrities que se agolpaban en la Caracol. Cuando ella dejó en el aire a la Llorona y se marchó al backstage recibió la visita del director conmocionado. Un fotógrafo muy hábil captó un beso entre ambos que inmortalizó el concierto. A partir de ese momento la voz de Chavela aparece en todas sus películas.

conciertos memorables madridRock demoledor

AC/DC – 3 de julio de 1996 – Las Ventas –  3500 pesetas

Pocos directos han logrado dejar tanta huella visual en sus espectadores como la gira de Ballbreaker de AC-DC. Todos querían recibir el impacto de la gigantesca bola de demolición presente en la gira. Además, existía en la ciudad un ansia desmedida por ver a los Young tras 15 años de ausencia. La demanda fue tal que las 18000 entradas disponibles se agotaron. La elección del lugar no pudo ser más acertada. Su halo goyesco le dio un aire diferente. Lo hizo castizo a pesar de que la ubicación surgió por el expreso deseo de la banda de no tocar en estadios tras la trágica muerte de tres seguidores en Saint Lake City en 1991. Además del encanto de Las Ventas, la presencia del mítico Phil Rudd le daba empaque. Esos 18000 madrileños aún lo narran con la intensidad de las grandes historias: Brian Johnson sentado sobre las Hell Bells y dos horas de show único de unos renacidos AC/DC en estado de gracia.

conciertos memorables madridLa antesala del adiós

Amy Winehouse – 4 de julio de 2008 – Rock in Río – 69€ (por día de festival)

Los festivales llegaron a España transformando para siempre el panorama musical. Las grandes estrellas internacionales dejaron de visitar las ciudades para alojarse en la viralidad de los festivales masivos que durante los 90 y los 2000 proliferaron en todo el mundo. Uno de los ejemplos más claros es Rock in Río nacido en Brasil décadas atrás, y que en 2008 apostó por Madrid. Nos dejó en las retinas una de las últimas actuaciones en vida de la musa del Soul. Amy llegó a Madrid en la antesala de la muerte. Las crónicas se preguntaban con un tono funesto si aún seguía con vida. La mujer que apareció en Arganda del Rey era una sombra de esta artista inmortal. Le perseguían sus adicciones y la encontraron en Rock in Río. Su notable mal estado de salud se hizo latente a través de sus olvidos o su aspecto desmejorado. Tristemente, siempre será recordado como uno de los conciertos más trascendentes de Madrid. Fue un adiós a un talento perdido en los vicios.

BONUS TRACK: Conciertos desde las alturas

Dinero – Hotel Mercury Santo Domingo – 2013 – Película Tres 60

No queríamos despedir nuestro recorrido por los directos más memorables sin hacer un guiño al legendario concierto de los Beatles desde una azotea de Londres. Un estilo que cuajó en bandas como U2, Oasis, Depeche Mode, Guns N’ Roses o incluso Jarabe de Palo. En Madrid, al margen del ciclo Live The Roof que ofrece cada año conciertos intimistas de la escena nacional, nos hemos encontrado con este vídeo que forma parte de la película para adolescentes Tres 60. La música corresponde a la banda Dinero. La película se estrenó en 2013 con Bruno Velasco o Javier Martín Panagos como protagonistas. En el vídeo se pueden ver una vistas inmejorables del entorno de la Gran Vía y Jacometrezo.

Somos conscientes que algo tan evocador y personal como la música es inabarcable en una ciudad como Madrid. Por ese motivo, nos gustaría que nos contaras tus conciertos soñados o los que te dejaron huella. Escríbenos a través de las redes sociales con el hashtag #MadridSeduceConciertos. Y seguramente haremos un BIS de conciertos memorables en Madrid.

Be first to comment

Leave a Reply